Encuentro del 24 de marzo de 2012. 10 años de Según Tu Palabra.

AddThis Social Bookmark Button

De nuevo nos encontramos en torno a la fiesta de la Anunciación para celebrar los primeros 10 años de Semillas y los 75 números de Según tu Palabra. Nos reunimos un grupo de colaboradores, amigos, suscriptores, sembradores y miembros de la Asociación con ganas de celebrar que nos conocemos de la Palabra de Dios. Fue en los salones de la Parroquia Nuestra Señora de los Remedios de Sevilla. 

Comenzamos celebrando con cánticos y alabanzas al Señor que hay muchos motivos para dar gracias a Dios, estar alegres y celebrar la vida de la Palabra entre nosotros. María Vidal, una seguidora entusiasta de la revista, vino desde Murcia para compartir su experiencia de oración. Su forma de orar con la música creaba ambiente de oración y nos acercaba al Señor.  

A las 10,30 comenzamos un tiempo de silencio para centrarnos en Jesús y adorar su presencia en la Palabra y el Pan de la Eucaristía. Fue un tiempo de escucha, silencio y hondura. Auxi y Rafael Torres ponían voz a las palabras y con María Vidal orando a la guitarra, abrían el corazón a ser buena tierra para la Palabra. Muchos coincidimos en que este tiempo y, empezar por lo importante, marcó el buen ambiente de todo el día. 

Después de este tiempo de escucha en silencio comenzamos de nuevo a hablar: nos presentamos, comentamos el motivo del encuentro, el plan del día y algunos avisos. Nuestra pequeña historia de 10 años da para muchos agradecimientos. Toda la mañana fue una acción de gracias por tantos bienhechores, colaboradores y formas de ayuda del Señor. La mañana era para dar gracias y la tarde para compartir frutos y vivencias. Y es natural que comenzáramos con Gonzalo Flor. Como él ya tiene la primera “Portada de la Revista”, en esta ocasión recibió el primer ejemplar de “Nuestra pequeña Historia”: una memoria sencilla que resume estos 10 primeros años de animación a la lectura de la Biblia y que Gonzalo conoce desde el principio. 

En este encuentro entregamos 6 distinciones de “Portada de la Revista”. La de Mons. Ignacio Noguer Carmona, Obispo Enerito de Huelva, que tanto nos ayudó a dar los primeros pasos, la recibió Gonzalo Flor. Aprovechó la ocasión para disculpar su ausencia, imprevista por enfermedad. D. Ignacio, representando a nuestro Arzobispo Mons. Juan José Asenjo, iba a presidir la Eucaristía.  

Otra distinción “Portada de la Revista” fue para Sor Marialuz Ibarz, Hija de la Caridad y quien nos inició entrañablemente en la relación con la vida de los presos, voluntarios, y capellanes de la pastoral penitenciaria: un verdadero regalo de Dios que marca nuestra identidad y servicio en la Iglesia. Sor Marialuz tampoco pudo asistir personalmente y recibió en su nombre la portada el P. David Gascón.

D. Rafael Zambrano, ha acompañado desde el principio los grupos de lectura orante y creyente con la revista. Cuando le distinguimos con la entrega de otra “Portada de la Revista” le estábamos reconociendo como verdadero maestro de silencios, afectos, escucha, revisión de vida y tanto como nos ha enseñado de Jesús con su compañía. 

Pepe Pineda es miembro del Equipo Editorial Semillas y un colaborador especial como profesional de la imprenta. Pero sobre todo disfrutamos su actitud de servicio de misionero de esperanza. Su ayuda para los colores, cortes, tipos de papel, formas de pago y fechas de entrega, forman parte de su testimonio de vida con Jesús. Entregarle una “Portada de la Revista” fue dar gracias a Dios por su amistad. 

La disponibilidad de Manuel Puente y su experiencia informática nos han enseñado mucho a servir a los demás, enviar un correo electrónico o hacer una página web. Es miembro de la Asociación y ese tipo de personas que no esperan que se les reconozca nada. Se emocionó y convirtió en emocionante entregarle la distinción de otra “Portada de la Revista”.

Si alguien conoce a fondo las tripas de la revista y lo que vivimos desde el primer día es Orlando Rosso. Realizó el diseño del nº 1 de la revista en marzo del 2002 y ahora cumple 75 números. Dice que ya le tiene cariño a este trabajo. Llevamos 10 años y juntos hemos vivido muchas cosas. Maqueta cada página dando expresión a nuestros mensajes. Nos prometió contar su experiencia en un testimonio. Recibió la “Portada de la Revista” con verdadero afecto. 

Sobre las 12 cantamos el Ángelus y recitamos juntos una oración a la Palabra  para compartir con María la alegría de estar juntos y contentos. Se notaba que había ganas de estar en este encuentro. 


Después de un rato de descanso para saludarnos, charlar, preparar la Eucaristía, recoger ejemplares de las primeras revistas, contarnos cosas, ir al servicio, pasar por la mesa con libros de lectio divina, y conocernos más unos a otros, sobre las 12,45 comenzó la Eucaristía que concelebraron varios sacerdotes que nos acompañaban. María Vidal seguía contagiando ganas de cantar hablando con Dios. Las lecturas y peticiones las hicieron miembros de Semillas. Gonzalo Flor nos regaló otra preciosa homilía sobre la Encarnación de la Palabra en el corazón de María. En el ofertorio fuimos pasando por el altar cada miembro de Semillas para dejar la renovación de este año. También, queriendo apoyar en el Señor todo lo vivido, dejamos sobre el altar dos lápices de memoria con los asuntos, cuentas, carpetas, archivos, bases de datos, suscriptores, proyectos y memorias de los 10 años de Semillas Asociación Bíblica. La Eucaristía fue el plato fuerte del día y la mejor expresión de la acción de gracias que queríamos celebrar durante la mañana.  

Desde las 14,30 a las 16,30 tuvimos tiempo para la comida. Algunos problemas del local y la lluvia nos complicaron las cosas, pero no afectaron al buen ambiente. Los problemas nos ayudaron a comer más juntos, y esto fue bueno para las relaciones personales, conocernos más, pasarlo bien, compartir historias y convivir más de cerca.

La tarde se había planteado para los testimonios y experiencias personales y de grupos con la Palabra de Dios. Queríamos compartir frutos y aprender juntos de las experiencias de cada uno. Nos sentamos en círculo para vernos mejor, estar más cerca y evitar micrófonos.

Lo primero fue una especie de puesta en común en la que quien quisiera, de forma espontánea, podía contar alguna vivencia personal al hacer los 5 pasos en UNO de la lectio divina sencilla. Entre todos fuimos aportando detalles importantes y llenos de la sabiduría de la práctica. Fuimos repasando cada paso y resultó especialmente sabroso compartir tantas aportaciones. También hubo pequeños debates y puntos de humor. Joaquín Centeno hacía preguntas invitando a participar y moderaba cada intervención. Jesús García controlaba los tiempos y participaciones

Después de la puesta en común, comenzaron las intervenciones personales. Fueron muy enriquecedoras y emocionantes. La verdad es que se superaron todas las expectativas y previsiones. Las intervenciones se iban superando, porque se transmitían como vivencias verdaderamente personales, de forma sencilla y muy desde el corazón. Los niveles de comunicación y buen ambiente iban subiendo con cada participación. Al terminar algunas intervenciones se creaba un silencio de admiración que sonaba como un aplauso profundo y sentido. De vez en cuando, Maria Vidal empezaba a orar una canción relacionada con lo que habíamos escuchado. El Espíritu Santo andaba por allí. 

Comenzó Silvia Ríos que vino desde Ceuta para contarnos experiencias de catequesis en su Parroquia. En la JMJ de Madrid conoció por sorpresa los Mensajes de Buenas Noticias y ahora le encanta repartir muchos mensajes que va dejando por todos lados. Nos hizo reír con su carácter abierto y su forma de contar las cosas.  

Mariluz Jiménez nos contó la experiencia de un grupo de Oración y Biblia relacionado con la Delegación de Catequesis para hacer la lectio divina del Evangelio del domingo. Se reúnen cada jueves en una iglesia de Sevilla y viven de cerca que esta lectura está ayudando a mucha gente que pasa por el grupo. Participan animadores de Semillas.

El P. Dionisio Manso nos hizo ver la utilidad de los Mensajes de Buenas Noticias en su tarea pastoral de capellán en la Ciudad Sanitaria. Nos habló con entusiasmo de la necesidad de leer la Biblia en ciertos momentos de la vida.

Fernando Fernández y Tere Polo son voluntarios de la Pastoral Penitenciaria en la prisión de Sevilla y  nos ayudaron a vivir cómo se sienten los presos. Ellos lo viven desde dentro y contaron cosas de sus familiares, de sus eucaristías, de sus recados, de los patios, de su lectura de la Biblia, de sus cartas,  de sus oraciones, de su soledad… 

Juan Antonio Sánchez es un cristiano evangélico, agente de seguros y responsable de los Gedeones internacionales en España. Nos contó cómo reparten millones de Nuevos Testamentos en hospitales, hoteles, prisiones, universidades y cuarteles de todo el mundo. Decía, con mucho arte personal y simpatía, que en el cielo no habrá distinción entre católicos y evangélicos, todos disfrutaremos de Jesucristo.

El P. David Gascón es un sacerdote de Murcia que quiso compartir su experiencia con personas que asisten a una Escuela de la Palabra. Nos habló de la acción del Espíritu Santo cuando leemos la Biblia. Al hablar nos hacía ver su fervor por la Palabra de Dios.

Manuel Guisado se emocionaba contando que vive en un albergue de Cádiz, frecuenta los comedores sociales y vive entre los que no cuentan, los que nadie quiere, los excluidos, y tantas personas heridas por la locura de esta vida que llevamos. ¿los perdedores? Nos habló, con pasión y mucha gracia, de un quinto evangelio que el dice conocer muy bien y que siguen muchos cristianos: El Evangelio de “san yo”; el evangelio de hacer cada uno lo que más le gusta y le interesa con el mensaje de los cuatro evangelios del Señor Jesús. Nos dejó boquiabiertos: sus palabras sonaban desde la pura verdad.  

De pronto, sin estar previsto, Francisco Navarro, el párroco de donde estábamos, tomo la palabra para compartirnos su opinión sobre lo que estábamos haciendo.  Era evidente que le gustaba estar allí. En su intervención llamó “redes del Reino” a lo que estaba presenciando entre nosotros y este titulo de la película nos impresionó a algunos.

Lázaro Albar  es el sacerdote responsable del secretariado de grupos de oración en la diócesis de Cádiz. Vinieron miembros de la Fraternidad “Velad y Orad”. Jesús Costa nos presentó las actividades de esta fraternidad que se dedica a fomentar encuentros de oración. Lázaro habló de la vida espiritual, de llenarse y rebosar del amor de Dios, de contemplar la vida de Jesús, de la experiencia del Espíritu.  Estaba claro que sus palabras calaban en buena tierra, que aquello interesaba, que se escuchaba con ganas. 

Para terminar, Conchita se presentó como adoradora y, desde su vivencia personal en Cancelada (Málaga), nos contó lo que allí viven en la experiencia de Adoración Eucarística Perpetua. Vinieron cuatro adoradoras, porque nuestro buen amigo el P. Luis García no pudo asistir por enfermedad. En esta Parroquia siguen la revista en un grupo de lectura de la Biblia. Son adoradores que conocen muy de cerca al Dios de la Palabra.

Había amistad y se notaba. Daba pena que se acabara el encuentro. Nos despedíamos con alegría por habernos encontrado. Hay cosas buenas de Dios en los hombres que se dejan ver, que nos salen de dentro y llegan a los demás. Este encuentro dio para mucho. 

 

  Según Tu Palabra. Revista de Animación a la lectura de la Biblia  © 2014 Semillas Servicios Editoriales, S.C. Todos los derechos reservados -  Política de privacidad

Encuentro "10 años de Según Tu Palabra".
Template Joomla 1.7 by Wordpress themes free